Información sobre los seguros de comunidades

¿Qué son los seguros de comunidades?

Un seguro de comunidad es una póliza (o lo que es lo mismo, un contrato) que se suscribe entre una entidad aseguradora y la Junta directiva de una comunidad de vecinos.

Así, como en cualquier otro seguro, cuando ocurre un problema, un daño material o un accidente (lo que se denomina siniestro), la comunidad de propietarios puede ponerse en contacto con la aseguradora para que se haga cargo de la solución, reparando los daños, indemnizando a los afectados o de otra manera establecida en la póliza.

Al contratar el seguro, la aseguradora establece las condiciones relativas a las coberturas (los siniestros que están incluidos y los que no) y la prima, es decir, la suma económica que deberá pagar la comunidad anualmente para tener las coberturas en vigor.

Los seguros más ofrecidos por las aseguradoras son los llamados seguros multirriesgo, o lo que es lo mismo, seguros con varias coberturas específicas para proteger diferentes riesgos que se dan habitualmente en las comunidades.

Estos seguros son los productos más aconsejados para comunidades grandes, porque pueden hacer frente a muchos tipos de problemas mientras que la prima se reparte entre todos los propietarios, lo que abarata el gasto de cada uno.

¿Cómo funcionan los seguros de comunidades?

Cuando se produce un siniestro (por ejemplo, la rotura del ascensor) en una comunidad de vecinos que no dispone de seguro, lo habitual es reunir a los propietarios para aprobar una derrama con la que hacer frente, entre todos, a los gastos de reparación de la avería.

Para evitar este tipo de situaciones, en las que las derramas pueden ser muy costosas para cada propietario, existen los seguros de comunidades. Cuando se produce un siniestro en una comunidad de vecinos que tiene una póliza contratada se debe contactar con la aseguradora para comunicar qué es lo que ha ocurrido, cuándo, cómo y otros datos de utilidad que servirán para realizar un parte.

La compañía aseguradora estudiará el siniestro (dónde se ha producido, por qué, cuáles han sido las causas reales, quién ha sido el responsable, cuáles han sido las consecuencias y los daños del siniestro, etc). Para ello, es habitual que se envíe a un perito, una persona encargada de evaluar todos estos factores para realizar un informe. Dependiendo de la naturaleza del siniestro y de las coberturas que se tengan contratadas, la aseguradora se hará cargo de las reparaciones, de indemnizar a los afectados o de buscar soluciones a problemas más concretos.

¿Sabías que los seguros de comunidades son unos de los seguros más importantes en España?

De hecho, según la Memoria Social del Seguro que publica cada año UNESPA, en 2016 se estimaba que había en España unas 820.000 comunidades de propietarios cubiertas con un seguro de comunidades.

Además, la misma publicación destacaba otro dato importante: el siniestro más frecuente son los daños por agua, muy por encima de cualquier otro siniestro en los edificios. Las cifras sobre estos daños son demoledoras, en 2016 se produjo un siniestro por agua cada 43 segundos en España, hasta 738.087 en todo el año.

Sin embargo, aunque el agua se sitúa a la cabeza como el riesgo más importante al que deben hacer frente aseguradoras y propietarios, tampoco debemos pasar por alto otros problemas que son también muy frecuentes, como los fenómenos atmosféricos (de los que se estimaron unos 127.000 percances) y la rotura de cristales (con 74.000 siniestros, lo que equivale a un problema cada siete minutos).

Las ciudades grandes son las que más siniestros en las comunidades de vecinos generan, situándose Madrid a la cabeza con notable diferencia. Barcelona y Valencia son los siguientes focos donde las aseguradoras de comunidades más siniestros gestionan e intentan solucionar.

Y es que a pesar de no ser obligatorios en todas las comunidades autónomas, los seguros para comunidades de vecinos resultan muy útiles a la hora de resolver un problema en un inmueble o reparar los daños de una tormenta, un robo, un acto vandálico o una avería, entre otras cosas.

¿Cuáles son las ventajas de los seguros de comunidades?

Además, los seguros de comunidades tienen algunas ventajas respecto a otras pólizas, entre las que destacan las coberturas multirriesgos (que cubren muchos riesgos diferentes para el mismo edificio), y su relación calidad-precio, teniendo en cuenta que el precio de la prima se reparte entre todos los vecinos.

Así pues, tener un seguro en tu comunidad es altamente recomendable. Una póliza de este tipo facilitará las reparaciones de un daño, evitará las tan temidas derramas entre los vecinos y gestionará las responsabilidades en caso de conflicto tras un siniestro.

Te invitamos a que navegues por las diferentes secciones de nuestra página y descubras las ventajas de estos seguros, resuelvas tus dudas con nuestra sección de preguntas frecuentes y conozcas todas las modalidades de seguros que puedes contratar con nosotros.

Si buscas el mejor seguro para tu comunidad, estás en el sitio indicado. Ponte en contacto con nosotros y un experto en seguros de comunidades se hará cargo de tu caso para ofrecerte las mejores condiciones.

 

Contrata aquí un seguro para tu comunidad!

Contrata un seguro para la comunidad de vecinos acorde a las características del edificio y sus servicios. Te explicaremos los factores que incluyen en el precio y te guiaremos en el proceso para que contrates un buen seguro de comunidades.

Contrata aquí un seguro para tu comunidad

Si quieres, puedes ampliar información sobre:

Información sobre los seguros de comunidades
5 (100%) 2 votos